.

     Hasta hace poco tiempo, la normativa sobre señalización, tanto vertical como horizontal, ha prestado mayor atención, y por consiguiente, ha alcanzado mayor claridad y precisión en todo aquello que concierne a las vías interurbanas. En cierto modo esta situación es lógica, ya que la circulación por carreteras implica un mayor peligro debido a las altas velocidades que en ellas se suele alcanzar.
     Por otra parte, la señalización urbana es, en algunos aspectos, más problemática debido tanto a la complejidad de las redes viarias y e las intersecciones como a la densidad de los puntos e interés e itinerarios a señalizar. Todo esto se une a la enorme cantidad de elementos de distracción debidos a la publicidad, la actividad comercial, incluso a los vehículos estacionados y en movimiento que se encuentran normalmente en zona urbana y que no suelen hallarse -o al menos no son fáciles de imitar- en carreteras interurbanas. Conjunto unitario
     En las distintas ocasiones en que el tema de la señaliación urbana ha sido abordado por los responsables -tanto políticos como técnicos- de la misma, ha quedado clara la necesidad de conseguir un mayor orden y uniformidad en las señales -sobre todo informativas- de nuertras ciudades. Al mismo tiempo, se ha hecho patente la conveniencia de no limitarse a uniformizar los criterios de señalización, sino que es preciso mejorar las características de la misma con el objetivo de aumentar su eficacia.
Carteles de preaviso realizados en aluminio extrusionado

CONJUNTOS UNITARIOS DE SEÑALES DE ORIENTACION

     Es muy frecuente que el proceso de señalización orientativa en las ciudades dé lugar a la aparición sucesiva en una misma intersección de señales con distintas formas, tamaños y tipos de letra cuando no son con distintos criterios en cuanto a su situación y a su orden e colocación.
Conjunto instalado en Granada      Existe, pues, la necesidad de poner orden en este pequeño caos y el modo más racional de hacerlo es mediante la sustitución de los clásicos "bosques" de señales por unos conjuntos unitarios en que se tengan en cuenta las deficiencias que se observan en la señalización actual.

     En la nueva señalización orientativa urbana el factor esencial es lo que se ha dado por llamar "módulo".

     Los módulos se caracterizan, esencialmente, por su forma, que es la que permite la formación de carteles rectangulares mediante la yustaposición. Cada módulo tiene forma rectangular alargada siendo en su anchura cinco veces superior a su altura.

     Conjunto unitario realizado en módulos de 175x135 cm, terminado en reflexivo E.G. Scothlite, y montado sobre poste tipo "isleta" recubierto con Levasint Bayer A.G. Verde.
     Doble conjunto unitario realizado en módulos de 150x30 cm, terminado en reflexivo E.G. Scothlite, montado sobre dos postes tipo "báculo" recubiertos con Levasint Bayer A.G. gris. Conjunto instalado en Zaragoza
Conjunto instalado en Madrid      Conjuntos unitarios realizados en módulos de 150*30 cm., terminados en reflexivo Scotchlite E.G., montados sobre poste de isleta recubierta con Levasint Bayer A.G. gris.


DIMENSIONES NORMALIZADAS

     Todos los módulos que compongan un conjunto unitario, deben de tener las mismas dimensiones con independencia de la longitud de los nombres utilizados.
Longitud 100 120 150 175 200
Altura 20 30 30 35 40
     Cada módulo contendrá una sola indicación y una sola dirección, aunque, eso sí, será compatible la utilización en el mismo módulo de símbolos y nombre que se refieran al mismo destino.
     Se recomienda limitar el número de módulos a cuadros, en cada conjunto unitario, pudiéndose llegar hasta seis cuando no exista más de tres módulos con el mismo color de fondo.

GAMA DE COLORES Y ORDEN DE COLOCACION

1- AZUL
Para indicar un destino al que se accede por autopista o autovia
2- BLANCO
Para indicar los nombres de ciudades a las que se accede por una carretera convencional, así como distritos urbanos, urbanizaciones, barrios y en general, zonas en que son aplicables las normas de circulación urbana, u otros lugares de interés público que no tengan asignado un color específico
3- AMARILLO
Para indicaciones de naturaleza turística no monumental ni geográfica y en general, para indicar los lugares de interés para el viajero como oficinas de turismo, automovil club, aparcamientos, aeropuertos, puertos, estaciones, hoteles, cámpings, etc.
4- NARANJA
Para indicaciones de tipo deportivo o recreativo como estadios, palacios de deportes, pistas de atletismo, piscinas, plazas de toros, etc.
5- VIOLETA
Para indicaciones de tipo monumental o cultural como museos, catedrales, castillos, ruinas prehistoricas, etc.
6- VERDE
Para indicar los nombres de calles, avenidas, plazas, glorietas, etc.
También se utilizará para indicar un estino que se alcance por una vía rápida, utilizando siempre el pictograma correspondiente.
7- CASTAÑO
Para indicaciones de tipo geográfico o ecológico (parques, ríos, lagos, etc.)
8- GRIS
Para indicar las zonas de importante atracción de camiones, mercancias y tráfico industrial, como fábricas, depósitos, silos, zonas de aparcamiento de vehículos pesados.

ORDEN DE COLOCACION

El orden de colocación de los módulos, de arriba abajo, será siempre el siguiente:

          1º Indicaciones al frente.
          2º Indicaciones a la izquierda.
          3º Indicaciones a la derecha.

Dentro de cada dirección, los módulos se ordenarán también, de arriba a abajo, según el orden del color dado.



SEÑALES DE SITUACION

Módulo de situación Módulo de situación
     Como señal informativa, la señal de situación es de suma importancia para que el conductor identifique debidamente su lugar de destino. Pero su utilidad no se limita a lo anterior, pues también contribuye a orientar al conductor, no indicándole dirección ninguna de seguir, pero sí ayudándole a conocer su situación dentro de la ciudad.

Con información complementaria, puede incluirse en la señal de situación la numeración de la calle.

También, a manera de información complementaria, es posible la utilización de símbolos que demuestren el carácter o los servicios que pueden encontrarse en el lugar, cuya situación se señaliza.

SIMBOLOS

Algunos Pictogramas
     El uso de símbolos en los carteles informativos es una práctica que se ha extendido, y cada vez se extiende más, en aquellos lugares en que se prevé una influencia importante de usuarios que hablan idiomas distintos.

Este proceso, claramente apreciable en aeropuertos y estaciones internacionales, se advierte también en otros lugares en que, aunque no exista el problema linguístico, sí es preciso proporcionar una información clara y rápida a gran número de personas.

VISIBILIDAD NOCTURNA

     Todas las señales de orientación, así como las de situación, deben ser perfectamente visibles, tanto de día como de noche. Esta visibilidad no debe limitarse a las indicaciones y símbolos, sino que debe extenderse a los colores de fondo, orlas y flechas. Lámina reflectante Scothlite de noche
Lámina reflectante Scothlite de día      El uso de materiales retrorreflectantes se impone cada vez más, incluso en zonas urbanas, por dos razones fundamentales, la primera es la mayor sencillez y menor coste de instalación y mantenimiento. La segunda se deriva de la tendencia a obligar a la utilización del alumbrado de cruce a los vehículos que circulen por la zona urbana.

El fondo de la señal, además de los símbolos, orlas e inscripciones, deberán ser reflectantes en cualquiera que sea su color o combinación de colores, con la única excepción del gris.



ELEMENTOS DE SUSTENTACION POSTES "BACULO"

     En ciudad la altura de las señales viene obligada, en la mayoría de los casos, por la necesidad de evitar que los peatones puedan golpearse en la cabeza contra ellas. Esto hace que las señales deban colocarse con una altura libre entre la acera y el borde inferior de la señal de 2,20 metros.

Con este fin, Montajes y Obras, S.A., ha desarrollado un poste, denominado "báculo", realizado en tubo curvado, que cumpliendo las normas de altura dictadas por el AIMPE, permite, además, la fácil adición o sustitución de módulos, así como, la sustitución de éste, en caso de rotura.

Al mismo tiempo, esta Empresa ha incorporado a sus fabricados la nueva técnica de recubrimientos anticorrosivos, estando en posibilidad de ofertar el nuevo recubrimiento en resina Levasint, de la casa BAYER, ofreciendo una calidad y gama de colores en la terminación de los postes de sustentación, no alcanzada hasta ahora.

Levasint es un material de recubrimiento a base de un copolímetro de Etileno Vinil Alcohol (EVAL), desarrollado por BAYER para la protección de corrosión a largo plazo y producido desde hace tres años.

Levasint tiene propiedades especialmente buenas para el recubrimiento de piezas empleadas en el sector de señalizaciones viarias:

Báculo - Muy buena estabilidad a los productos químicos (en medio alcali y ácido).
- Muy buena estabilidad al medio ambiente.
- Buena flexibilidad también a las bajas temperaturas.
- Alta resistencia al impacto.
- Alta resistencia a la abrasión.
- Buena adherencia sin necesidad de adhesivos.
- Mínima subcorrosión.
- Minima corrosión.
- Muy alta rigidez dieléctrica.
- Las piezas revestidas de Levasint han sido calificadas como material de contrucción difícilmente inflamable (Norma DIN 4102).
- Fácil reparación de despecfectos.
- Hay para este producto certificados de Institutos Independientes de varios países.


Montajes y Obras, S.A. :C/Tornillo, 9; Pol. Industrial Sta. Ana, 28529-Rivas Vaciamadrid (Madrid) Tlf:(91) 666 58 19